Bomba de gasolina de doble membrana.

A la hora de elegir una bomba de gasolina, si es posible, es preferible utilizar bombas de doble membrana. Éstas, ofrecen un mayor grado de seguridad, para que en caso de rotura o permeabilidad de la membrana principal, la gasolina nunca pueda llegar hasta el lado del accionamiento y de ahí, al cárter, con la consiguiente disolución del aceite lubricante del motor.

Con este tipo de bombas, en caso de rotura de la membrana principal, la gasolina es derivada hacia el exterior de la bomba y no al interior del motor.

Bomba de gasolina, de doble membrana.